2. paso: Reparar marcas de desgaste

Después de la intensiva limpieza química el interior del motor está bien preparado para reparar los signos existentes de desgaste. Para ello se cubren las superficies con un resistente sellado.

La tecnología de última generación para la protección duradera contra el desgaste

Una parte del sellado es un exclusivo concentrado de ingredientes activos, que también se utiliza en la industria aeroespacial y que se activa a la temperatura de funcionamiento del aceite del motor. Debido a la reacción polar, el agente activo es atraído hacia las superficies de metal calientes en el interior del motor y se adhiere a las irregularidades de la superficie de metal. El mayor calor se genera en los puntos del motor que están expuestos a la mayor fricción. Por lo tanto, la eficiencia de la lubricación hidrodinámica se maximiza, especialmente en la zona de altas cargas de materiales como, por ejemplo, en los anillos de pistón El motor está permanentemente protegido de manera óptima.

Las cookies nos facilitan la prestación de nuestros servicios. Al usar nuestros servicios, nos permite usar cookies.
Más información Ok